La Muela del Juicio

La muela del juicio (o cordal, o tercer molar) es el último diente que erupciona en la boca, y suele hacerlo a partir de los 16 años. Con frecuencia no existe suficiente espacio para acomodarse en la boca, motivo por el que erupcionan de forma anómala. Cuando esto sucede, se dice que las muelas del juicio están “impactadas”.

¿POR QUE ES NECESARIO EXTRAER LAS MUELAS DEL JUICIO?
Una muela del juicio impactada puede causar una serie de problemas, que indican la necesidad de su extracción. Entre ellos figuran:

– Infecciones repetidas en la encía que rodea el diente, lo que conduce a dolor e inflamación
– Impactación alimentaria que causa caries en la muela del juicio o en los dientes vecinos.
– Aparición de quistes alrededor de las muelas del juicio.

¿Cuándo se deben extraer las muelas del juicio?

Estudiando la radiografía de su boca, su cirujano podrá informarle sobre el riesgo que tienen sus muelas del juicio de causarles problemas. De ser así, le aconsejará si es recomendable un tratamiento preventivo, y no esperar a que aparezcan los problemas.

¿EN QUE CONSISTE EL TRATAMIENTO?
Como la muela del juicio no ha erupcionado normalmente en la boca, suele ser necesario hacer un corte en la encía que la cubre. En ocasiones también es necesario eliminar el hueso que rodea la corona de la muela del juicio, o bien cortar la muela en dos o tres fragmentos. Una vez se ha extraido, la encía se repone con puntos.

¿QUE TIPO DE ANESTESIA SE UTILIZA?
Existen varias opciones y dependen de la dificultad que tiene la extracción del diente

Anestesia local – Se trata de una inyección en la encía que rodea la muela del juicio. En pocos minutos la zona queda dormida, lo que significa que no notará dolor cuando le extraigan la pieza.

Anestesia local y sedación – además de una inyección de anestesia local, se le administra un sedante a través de una vena. Esto le hará sentir más relajado y menos pendiente de la intervención.

¿CUANTO TIEMPO TARDARE EN RECUPERARME?
Depende. Es posible que note molestias e hinchazón tanto dentro como fuera de la boca después de la intervención. Generalmente empeora los tres primeros días, y pueden pasar hasta dos semanas hasta que desaparezca toda la irritación. También puede notar dificultades para abrir la boca, lo que le obligará a seguir durante unos días con dieta blanda. También puede notar la aparición de “morados” (hematomas), en la piel de la cara o el cuello. Su cirujano le recetará una combinación de antiobioticos, anti-inflamatorios y calmantes, adecuada para superar el postoperatorio.
Se suele recomendar tomar algunos días de baja laboral. Además, según el tipo de anestesia que se emplee, es posible que no pueda conducir durante unas horas.

¿QUE HE DE HACER DESPUES DE LAS EXTRACCIONES?
Es importante mantener la zona de la extracción lo más limpia posible. La higiene puede ser difícil porque la zona operada está irritada. En ese caso lo mejor es utilizar enjuagues de soluciones antisépticas, comenzando el día después de la operación. Además, después de la intervención recibirá una hoja de instrucciones postoperatorias.

¿QUE COMPLICACIONES PUEDE TENER LA EXTRACCION DE LAS MUELAS DEL JUICIO?
En manos expertas, la incidencia de complicaciones es pequeña. No obstante, usted recibirá una hoja de consentimiento informado donde se le presentan con detalle las posible secuelas que pueden aparecer durante esta intervención. Su cirujano además le informará si usted tiene algún factor de riesgo especial.