Fenestracion de Caninos

El canino erupciona normalmente entre los 11 y los 13 años de edad. En ocasiones, uno o ambos caninos superiores pueden desarrollarse en mala posición. Con frecuencia se encuentran en el paladar, detrás de los incisivos superiores.

¿POR QUE ES NECESARIO EL TRATAMIENTO?
Dado que uno o ambos caninos están en mala posición, para que el tratamiento ortodóntico continúe con éxito es necesario “ayudarlos” para que erupcionen en la boca.

Si no reciben tratamiento, no erupcionarán normalmente y pueden dañar las raices de los dientes vecinos o bien modificar la posición de los dientes vecinos.

¿EN QUE CONSISTE EL TRATAMIENTO?
La fenestración es una intervención quirúrgica menor. Se trata de eliminar la encía que cubre la corona del canino, y en ocasiones también de limar el hueso de la misma zona.

¿QUE TIPO DE ANESTESIA SE UTILIZA?
La intervención se puede hacer de diferentes formas. Existen varias opciones y dependen de la dificultad que tenga la fenestración del diente y la colaboración del paciente.

Anestesia local – Se trata de una inyección en la encía que rodea el canino. En pocos minutos la zona queda dormida, lo que significa que durante la operación no sentirá dolor.

Anestesia local y sedación – Además de una inyección de anestesia local, se le administra un sedante a través de una vena. Esto le hará sentir más relajado y menos pendiente de la intervención.

¿QUE HACE EL ORTODONCISTA?
Tras fenestrar el canino, el ortodoncista le instalará un “bracket” o un botón en el diente. Con gomas o alambres le traccionará el camino hacia la posición deseada.

¿QUE HE DE ESPERAR DESPUES DE LA INTERVENCION?
Estas técnicas no son especialmente dolorosas, pero probablemente note ciertas molestias después de la intervención. La hinchazón será mínima, pero notará irritaciónen el paladar durante las comidas.

Le recetaremos una combinación de antibióticos, anti-inflamatorios y calmantes, adecuada para superar el postoperatorio.