Periodoncia

Unas encías sanas determinan que los dientes estén bien sujetos y firmes para poder cumplir su función.

La enfermedad que afecta a las encías se determina enfermedad periodontal(o piorrea) y consta de 2 etapas:

  • Gingivitis.- Aparece una inflamación, enrojecimiento y sangrado espontáneo de las encías, provocado por la acumulación de placa bacteriana, que produce toxinas que irritan el tejido gingival. También se puede acompañar de halitosis o mal sabor de boca.

    El hueso y el tejido conectivo que sostiene los dientes aún no ha sido dañado. Es el momento de consultar a su dentista y solucionar el problema.

  • Periodontitis.- Se forman unas bolsas debajo del borde de las encías donde se acumula la placa bacteriana. El hueso se reabsorbe y las fibras que sostienen a los dientes se dañan. Si se abandona y no se cuida la periodontitis avanza, comienza la movilidad dental y puede llegar a perder sus dientes.

La salud de sus encías esta relacionada con su bienestar y salud general.

La existencia de infecciones periodontales se relaciona con un mayor riesgo de sufrir enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares, especialmente infarto de miocardio, problemas respiratorios, diabetes, complicaciones en el nacimiento (bebés prematuros y bajos de peso).