Patologia Bucal

Patología Bucal es la ciencia que estudia las enfermedades de los tejidos y órganos bucales y máxilofaciales. Estudia sus causas, su desarrollo o historia natural, sus signos y síntomas, los elementos para su diagnóstico y su terapéutica.

La Patología Bucal en sí misma no es una especialidad sino un área de estudio que se imbrica en todas las especialidades odontológicas. De esta ciencia derivan al menos tres especialidades: la Patología Bucal Clínica o Medicina Oral, la Histopatología Odontológica y la Odontología Forense.

La Medicina Oral es la especialidad clínica odontológica que se encarga del diagnóstico de todas las enfermedades que puedan afectar al aparato bucal y sus tejidos anexos, así como del tratamiento de todas aquellas enfermedades bucales que NO tienen una resolución quirúrgica, ortopédica ni operatorio-protésica. Sus tratamientos normalmente son farmacológicos. Se dedica también al estudio de la repercusión bucal de las diferentes enfermedades sistémicas y su relación con la terapéutica odontológica.

La Histopatología es la especialidad de laboratorio que tiene por objeto realizar el diagnóstico microscópico de las diferentes muestras obtenidas por los clínicos (biopsias y frotis) desde los tejidos orales y paraorales.

La Odontología Forense es la especialidad clínica y de laboratorio que se encarga de los peritajes forenses y judiciales donde la odontología adquiere roles protagónicos (identificación de cadáveres, desastres masivos, análisis de mordeduras, etc.).

Muchas de las lesiones que diagnosticamos y tratamos son crónicas, por lo que comúnmente no dan sintomatología y sólo un completo y acucioso examen puede detectarlas. Por lo tanto, ¿Cuándo fue la última vez que se hizo un chequeo bucal? ¿Presenta lesiones que se repiten cada cierto tiempo? ¿Padece de alguna úlcera que no sana? ¿Algún tumorcito en la boca y no sabe a quien recurrir? ¿Ha deambulado de médico en médico y no ha hallado al especialista correcto para su enfermedad bucal? ¡Es posible que necesite nuestra ayuda especializada!

Las lesiones que vemos pueden estar localizadas en los tejidos blandos de la boca y cara, en las glándulas salivales, en los ganglios linfáticos o en el espesor de los huesos maxilares. Pueden presentar síntomas como dolor, ardor, pérdida de sensibilidad, sensación de boca seca o ser completamente asintomáticas. La gama de lesiones es amplia y va desde lesiones malformativas, reaccionales, infecciosas bacterianas, por hongos o virales, autoinmunitarias, tumorales benignas y malignas.