Combate el mal Aliento

Las causas del mal aliento (halitosis) pueden ser muy variadas:

  • Caries dentales.
  • Afectación de las encias(gingivitis, aftas, estomatitis)
  • Trastornos de las vías respiratorias (amigdalitis, rinitis, sinusitis…)
  • Problemas del aparato digestivo(úlcera, gastritis, hernia de hiato)
  • Enfermedades sistémicas (diabetes, insuficiencia renal…)
  • Tabaquismo y alcohol.
  • Ingesta de algunos alimentos(ajo, cebolla, coles, repollo, picantes)
  • Toma de determinados medicamentos(antidepresivos, ansiolíticos)

La mayoría de los casos tiene su origen en unas bacterias que participan en la descomposición de los alimentos y se alojan en la superficie rugosa de la lengua.

La halitosis puede deberse a la sequedad bucal (xerostomia), que aparece cuando el flujo de saliva disminuye. Esto es frecuente entre los más los más mayores o por el uso de algunos medicamentos. Chupar caramelos sin azúcar, masticar chicle o tomar más líquidos ayudan a combatirla.

Medidas contra el mal aliento:

  • Limpieza de la superficie de la lengua a diario con un cepillo o con un rascador lingual.
  • Cepillado regular de los dientes después de cada comida, uso de la seda dental o de los cepillos interproximales.
  • Uso de colutorios y enjuagues bucales que pueden controlar la aparición de ciertas bacterias.
  • Beber abundante agua, que facilita la producción de saliva y arrastra impurezas.
  • Evitar el consumo de alcohol, café y tabaco y limitar el de alimentos como ajo y cebolla.
  • Llevar una dieta rica en fruta, fibra y verdura.
  • No saltarse las comidas, estar mucho tiempo si comer puede provocarlo.
  • Comer yogur sin azúcar habitualmente, reduce la acumulación de bacterias responsables de la halitosis.
  • Hacer una lista de lo que come y los medicamentos que tome. Con ella, su dentista, puede ayudarle a encontrar el origen y evitar la aparición de cualquier infección.